Uanaknow

FAIL ❌ Inténtelo nuevamente.

Las aplicaciones móviles se han convertido en una parte fundamental de nuestra vida cotidiana. Sin embargo, a pesar de su omnipresencia divina, muchas apps enfrentan dificultades significativas que las llevan al fracaso. Detrás del éxito de las apps más populares como Amazon, Uber Eats o Airbnb, hay una gran cantidad de aplicaciones que mueren en el camino. El promedio de agonía de una app que no llega a buen puerto es de 4 años.

Nota metal: cuando hablamos de apps recordemos que pueden ser vistas como productos y plataformas a la vez. Como productos, ofrecen una funcionalidad específica a los usuarios. Como plataformas, pueden facilitar la creación de contenido, la interacción entre usuarios o la integración con otros servicios.

Como creadores de apps, no podemos desviar la mirada y nos vemos obligados a analizar algunas de las razones por las que ciertas apps caen en desgracia:

1. Competencia feroz: el mercado de aplicaciones es altamente competitivo, con millones de aplicaciones disponibles. Requiere de mucho valor destacarse entre la multitud y captar la atención de los usuarios. Lo que nos lleva al punto 2.

2. Falta de valor percibido o real: las apps más exitosas suelen resolver un problema específico o satisfacer una necesidad del usuario de manera efectiva. O imponer una necesidad que ni siquiera sabíamos que teníamos.

Aquellas que no ofrecen un valor claro o que no abordan los deseos del usuario tienden a perder relevancia rápidamente o ni llegar a tenerla jamás. Seguro alguna vez te preguntaste ¿quién se baja X app?

Muchas empresas, por el simple hecho de estar, subirse a las tendencias impuestas por la era digital, o meramente por FOMO, lanzan apps que no aportan valor ni tienen funcionalidad algo. También, muchas compañías lo hacen por que lo hace la competencia o como una estrategia de promoción. Not worth it.

3. UX deficiente: la usabilidad y la experiencia del usuario son aspectos críticos para el éxito de una app. Las aplicaciones con interfaces confusas, rendimiento lento o errores frecuentes son propensas a recibir críticas negativas y perder usuarios.

4. Modelo de monetización ineficaz: elegir el modelo de monetización correcto es fundamental para la rentabilidad de una app. Las estrategias de monetización mal concebidas, como exceso de publicidad intrusiva o precios de suscripción poco atractivos, pueden ahuyentar a los usuarios y dificultar la generación de ingresos. Adiós para siempre.

5. Falta de marketing efectivo: incluso la mejor app necesita una estrategia de marketing sólida para alcanzar a su público objetivo. Sin awareness o un plan de posicionamiento, es imposible pasar al próximo nivel. La falta de visibilidad en las tiendas de apps y la escasa promoción pueden llevar al fracaso incluso de las iniciativas más prometedoras. Lo que se dice, una pena.

6. ERROR 404: los errores frecuentes, los tiempos de carga lentos y las fallas en el funcionamiento pueden minar la credibilidad de una app y frustrar a los usuarios. No tenés 3 vidas como en Súper Mario.

7. Las que quedan en el tiempo: el paisaje tecnológico está en constante evolución, con nuevas tendencias, dispositivos y sistemas operativos emergentes. Las apps que no se adaptan rápidamente a estos cambios corren el riesgo de volverse obsoletas.

En pocas palabras, el éxito en el mundo de las aplicaciones móviles requiere más que una idea brillante, también implica una ejecución sólida, un enfoque centrado en el usuario y una comprensión profunda del mercado y la competencia.

Aprender de los errores de otras apps es crucial para evitar los mismos errores y maximizar las posibilidades de éxito.

En el próximo capítulo, les compartiremos algunas hojas del manual Unanknow con consejos para el desarrollo de apps exitosas.